Perfil Santarsiciano

Perfil del Colegio

El perfil del Colegio incluye las siguientes características que constituyen su identidad, a saber: Católico, Masculino, Calendario B, Bilingüismo Inglés – Español, Ambiente personalizado (un solo grupo por grado), Nivel Muy Superior del ICFES y acreditado en el Modelo de Calidad EFQM.

El Colegio San Tarsicio se inspira en la filosofía cristiana y en la enseñanza de la misma a través del ejemplo de vida, buscando en sus alumnos la formación de las virtudes Teologales (Fe, Esperanza y Caridad) y Cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza), así como de las demás propias de la dignidad de la persona humana.

Tal filosofía se ha visto sintetizada en las frases célebres del fundador, Monseñor Ernesto Solano Echeverría.

Formar antes que instruir. Ser Señor antes que Doctor

 

Perfil del estudiante

El estudiante del Colegio San Tarsicio recibe una formación integral que cubre las dimensiones espiritual, intelectual, afectiva, artística y física. La formación le permite desarrollar todas sus capacidades para ser una persona feliz, íntegra y competente.

Nuestros alumnos son bilingües, con sentido de liderazgo, de responsabilidad social y de protección del medio ambiente.

La Disciplina de Confianza es un principio de la propuesta educativa que se fundamenta en la libertad, el diálogo y el respeto a la autoridad. El estudiante encuentra un ambiente sano donde su personalidad e individualidad son valoradas y respetadas. Mediante la guía y la autoreflexión descubre, por sí mismo, los comportamientos adecuados para la vida en sociedad y su felicidad.

Así mismo, cuentan con una excelente preparación académica para ingresar a las importantes universidades en las diferentes profesiones.

 

Misión Evangelizadora y Social

El Colegio San Tarsicio, como complemento a su formación religiosa, ética y  moral, desde el año 1986 viene realizando sin interrupciones la Misión Evangelizadora y Social, la cual se desarrolla en sitios escogidos con el aval del Obispo del sector y previos análisis de necesidades por parte de los encargados de la misma.

Maneja la misma filosofía de formar hombres de bien para el servicio de Dios y de la Patria, por tanto su principal ideal es llevar el mensaje del Evangelio Comunicado a través de la vivencia directa durante la Semana Santa, donde los estudiantes del Grado Once conviven en las mismas condiciones de los habitantes del sector y celebran los actos litúrgicos de la Semana Mayor, además comparten y aprenden sobre la realidad del país al que pertenecemos.

Otra de sus funciones  es ayudar de manera decidida a personas en condiciones sociales y económicas desfavorables, con el ánimo de enseñarles y colaborarles a mejorar dichas condiciones, para lo cual se llevan mercados, ropa y medicamentos, los cuales son entregados de manera personal casa por casa para poder servir de manera adecuada, conociendo necesidades particulares y atendiéndolas de la misma forma.

Hasta el momento se ha trabajado en los siguientes sitios.

  1. Paquiló y la Popa en Cundinamarca, zona ribereña del Río Magdalena. 1986 a 1992.
  1. Corregimiento de Méndez en el Departamento del Tolima. Zona incrustada en las montañas, de difícil acceso y condiciones climáticas agrestes. 1993 a 1999.
  1. El Porvenir y Las Islas en el Departamento de Cundinamarca, sector ribereño al Río Magdalena, entre las poblaciones de Nariño y Guataquí. 2000 al 2007.
  1. Jerusalén Cundinamarca, zona montañosa de escasos y casi nulos recursos hídricos. Veredas Cafeto, Santuario, Gallinazo. 2008 al 2014.
  1. El Triunfo en Cundinamarca, Veredas altas de Honduras y San Ramón. Se comenzó a trabajar en el año 2.015 y se espera concluir el trabajo en el año 2.021.

Durante las más de treinta  años de Misión se ha logrado además de la enseñanza católica y el respeto por las demás creencias religiosas, construir una serie de obras que han beneficiado a las distintas comunidades donde se ha realizado dicha Misión, entre las que se puede destacar: construcción de una Iglesia que lleva el nombre de nuestro patrono, construida en la población del Porvenir, inaugurada en el año 2.001 por el Obispo de Girardot. Construcción de casas en los diferentes sitios donde se desarrolla la obra misionera;  arreglo escuelas, iglesia;  creación de una cooperativa para préstamo de bicicletas con doble función, recreación y servicio de transporte para adultos y niños; electrificación y construcción de acueductos ; arreglo de vías de acceso, organización de las comunidades para su desarrollo social mediante las Juntas de Acción Comunal; capacitaciones en diversos temas de salud y bienestar; entrega de elementos para bibliotecas y salas de lectura, al igual que la donación de neveras para el manejo de la alimentación en las escuelas de los sectores.

Quizá la obra más importante de la misión sea formar verdaderos seres humanos capaces de entender a sus semejantes y convivir con ellos respetando sus condiciones económicas y sociales, lo cual hace del Colegio un sitio privilegiado donde no solo se aprende sobre la academia sino donde se vive la verdadera fe católica por medio de las obras, como un complemento ideal a la educación recibida en el plantel educativo.